“Reproduzca esta información, hágala circular por los medios a su alcance: a mano, a máquina, a mimeógrafo, oralmente. Mande copia a sus amigos; nueve de cada diez las estarán esperando. Millones quieren ser informados. El Terror se basa en la incomunicación. Rompa el aislamiento. Vuelva a sentir la satisfacción moral de un acto de libertad”. (Rodolfo Walsh)

sábado, 28 de abril de 2012

Derechos Humanos y gatillo fácil

     Desde hace mucho tiempo, y a través de una instalación operada por grandes medios de comunicación, se viene generado una devaluación del concepto de Derechos Humanos emanado en forma universal luego del comprobado genocidio de la segunda guerra mundial.

     La comparación metodológica y numérica - en cuanto a la cantidad de víctimas - esgrimida por Pablo Sirvén en su nota del matutino La Nación - CLICK AQUÍ PARA LEER - en connivencia con el pensamiento editorial de la misma publicación tratando de reflotar la perimida teoría de los dos demonios, exige -  a quienes creemos que el respeto por los Derechos Humanos de todos y todas sumado a una comunicación democrática, plural y de plena accesibilidad son herramientas imprescindibles para un pueblo libre y feliz -  replicar, argumentar, difundir y generar el debate con herramientas sólidas que permitan salir del cambalache en el cual, algunos sectores políticos, periodísticos y sociales pretender sumergirnos con intereses y temores ligados a sus actuaciones individuales más que a intenciones políticas.

     Los Estados y los organismos bajo su control tienen la capacidad de violar los Derechos Humanos. Los particulares cometen delitos que, si no son condenados y/o prevenidos por los Estados y organismos controlados por éste, estamos sí entonces en presencia de una violación de Decechos Humanos, pero nunca en forma individual, sino organizada, del Estado y con destino social.  La función de contralor y observación de cumplimiento está a cargo de las ONG creadas a tal fin.

     En sintonía con la discusión actual por el sistema carcelario en el país hermano y vecino, desarrolamos estos temas con necesaria profundidad, como todos los sábados, en la mañana de "El Mirador" por FM del Carmen 105.3, República Oriental del Uruguay.

Compartimos.

miércoles, 25 de abril de 2012

ESCÁNDALOS INVISIBLES

     La protección mediática puesta en marcha por el Grupo Clarín hacia el único dirigente opositor que se muestra, devaluado, pero candidato solitario para las elecciones 2015, Mauricio Macri, va tomando ribetes de complicidad en la medida que las situaciones de funcionarios PRO se ven cada vez más judicialmente comprometidas.


  • Comenzando por la causa de las escuchas que tiene procesado directamente al Jefe de Gobierno y otros ex funcionarios. 
  • Continuando por la causa contra su operador Jaime Durán Barba citado a declarar por tercera vez para el 24 de mayo en la causa que lo tiene como principal responsable de haber orquestado una campaña sucia en contra el candidato Daniel Filmus.
  • Hace dos semanas atrás cuando los legisladores de disponían a sesionar un jueves a las 15, según fue acordado por la legislatura en diciembre de 2011, se encontraron con el recinto cerrado con llave y fuertemente custodiado por personal de seguridad con la orden de no dejar ingresar a nadie. La semana siguiente tampoco hubo sesión porque los legisladores PRO y sus secuaces no bajaron al recinto. Lo que debía tratarse era la evaluación de las tareas realizadas por el ejecutivo frente a los daños provocados por el último temporal.
  • La oscura inclusión en la mesa chica porteña del ex Intendente Carlos Grosso, vinculado a la empresa de los Macri durante la Dictadura, nexo con la intendencia de Cacciatore y luego Intendente.
  • Y en los últimos días la polémica sobre Mateo Goretti, italiano, Jefe de Comunicación campaña 2007, Asesor del PRO, contratado por el Ministerio de Hacienda, miembro de la Fundación Pensar - presidida por Macri - y ex coordinador de la etapa final de restauración de teatro Colón. Está siendo investigado por el robo de 58 piezas arqueológicas del Museo Aqueológico Argentino Ambato.
Detalles de este último escándalo invisible desarrollamos en la columna de los miércoles para el programa "Hacia el País profundo" que se emite por AM 650 Radio Belgrano de lunes a viernes de 8 a 10.

Compartimos.

sábado, 21 de abril de 2012

YPF, Medios y soberanía latinoamericana

     Algunos dirigentes, periodistas y oportunistas de toda profesión de Latinoamérica salen a acariciar al supuesto "león herido", tal vez por miedo a que se enoje también con ellos o ciertamente por que ven una oportunidad de enriquecimiento de "sus patrias", entendidas estas como su propio patrimonio personal o, en el mejor de los casos, intereses económicos sectoriales que dejan afuera, como siempre, los intereses de las mayorías.

     El diario "El Observador" publica hoy una nota que titula "Uruguay sale al mundo a cubrir huecos que dejará la Argentina".


     Este inescrupuloso, interesado y mentiroso concepto, también cobarde, porque cita con una gran ambigüedad las fuentes para ocultar que se trata de una opinión y un deseo sectorial, es el eje de análisis de la columna de hoy que, como todos los sábados, desarrollo en el programa "El Mirador", por FM 105.3 Del Carmen, radio comunitaria de la ciudad de Montevideo, República Oriental del Uruguay.


Compartimos.


jueves, 19 de abril de 2012

Organizaciones políticas y sociales convocan a acto en apoyo a la Presidenta.

   Representantes de agrupaciones políticas y sociales kirchneristas convocaron oficialmente al acto anunciado para el próximo 27 de abril, en el estadio del Club Vélez Sarsfield, en apoyo al Gobierno de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.


     
     La Corriente Nacional de la Militancia, La Cámpora y el Movimiento Evita, entre otros, ofrecieron una conferencia de prensa para dar detalles de la convocatoria, a la que fue invitada la Presidenta para ser la oradora central del acto.

     Durante la conferencia, además, las distintas agrupaciones manifestaron su apoyo a la decisión de la Presidenta de enviar al Congreso un proyecto para recuperar el control del Estado sobre la petrolera YPF.

sábado, 14 de abril de 2012

Confieso que he matado

¿7000 u 8000?

     Nuestro querido idioma castellano nos brinda un léxico riquísimo que nos permite una expresión cuasi exacta de lo que queremos decir. Si a esto le sumamos los recursos culturales aportados por los modismos locales, estamos frente a una herramienta invalorable. Pero semejante elemento carecería de eficacia si, tanto sus emisores como sus perceptores no comprenden y valoran el real sentido de las PALABRAS. 

     Las declaraciones hechas por el genocida ex Teniente General destituido y condenado en varias oportunidades a cadena perpetua e imputado en gravísimos cargos aún en proceso, Jorge Rafael Videla, para el libro de un periodista que no es objeto de mención en este trabajo, han recorrido y recorrerán, tanto las tapas como los cuerpos de todos los medios de comunicación, sin distinciones de ningún tipo, incluso fronteras afuera. 

     En general los dichos han sido repudiados con distintos énfasis, profundo y fuerte desde los organismos de Derechos Humanos y moderados desde las publicaciones más conservadoras, completando el espectro. 

     Cada comentario o artículo publicado ha destacado y calificado de “aberrantes” las declaraciones del gerente asesino. Desde repudiar la falta de arrepentimiento cuando ya no tiene nada más que perder y consciente de que pasará el resto de su vida tras las rejas con el distintivo destacado de “GENOCIDA”, pasando por el reclamo de las listas y destinos de los cuerpos, de los datos de bebés robados, nacidos en cautiverio o bien secuestrados junto a sus padres y luego asesinados. También fueron objeto de rechazo su confesión respecto de empresarios, políticos y sindicalistas indicados como cómplices y partícipes activos en los delitos de lesa humanidad perpetrados en aquellas obscuras décadas. Igualmente calificada fue su expresión de “errores” al referirse al golpe de estado y al robo de bebés. También confesó que el objetivo era instalar una economía de de libre mercado en contraposición a las políticas de fortalecimiento del estado por parte del peronismo y frente a la amenaza extranjera, en manos según él, del E.R.P y otras organizaciones insurrectas. 

     Pero en el medio de esta retórica criminal existió una declaración poco destacada en relación a las mencionadas y que reviste, en su sentido, la más grave y la que sintetiza el estroma del pensamiento de aquel proceso, de quienes lo acompañaron y de los que, aún hoy, intentan reivindicarlo y de una u otra manera continúan gozando de los beneficios obtenidos criminalmente. En sus dichos el reo confesó que el proceso que el comandaba desde un decreto de el ex presidente interino Ítalo Lúder y que otorgaba “carta blanca” a las fuerzas armadas para asesinar, efectivamente se cargaron con la vida de “7 mil u 8 mil” personas. 

     Este sujeto, receptor de la más enorme y patriota repugnancia, hace referencia a una diferencia de 1000 personas que no sabe si mató o no. 1000 vidas humanas, más allá de callarse otras 20.000, se permite el lujo de expresar, como si fuese indistinto, mil muertos más, o menos. 
     Esto, sumado a aquella declaración sobre los desaparecidos, cuando vomitó la frase “son desaparecidos, no tienen entidad, no están ni vivos ni muertos”, ahora profundiza el sentido de sus palabras y agrega la poca importancia que tiene para el la vida humana la existencia o no de 1000 personas muertas. Esto no hace más que clarificar el pensamiento de estos decadentes torturadores y sus secuaces civiles. 

      Si no lo entendés ahora estás muy cerca de ser un cómplice. 

      Será justicia. 

     “Información para decidir, conocimiento para ser libres”. 

                                                                      Kike Dordal

Soluciones rápidas

     Gatillo fácil, represión, privatizaciones, discriminación, son sólo algunas de las soluciones rápidas que sectores políticos siguen reclamando usando como gran megáfono a los medios de comunicación concentrados. Medidas que, lejos de ser novedosas, los mismos que las reclaman las han aplicado o las han avalado en otros momentos de nuestra historia rabiosamente reciente, generando para sí enormes privilegios.

     Repetidas por sectores sociales mal informados u otros con una posición económica que les permite defender un individualismo a ultranza,  se convierten en herramientas muy peligrosas que pueden llevar a los países, no a nuevas situaciones, sino a repetidas crisis que provocaron principalmente muertes y sufrimiento de grandes sectores y el inescrupuloso enriquecimiento de otros minoritarios.

    Desde la columna de los sábados en el programa "El Mirador", de 10 a 12 por FM del Carmen 105.3 de la ciudad de Montevideo proponemos la organización social, la participación comunitaria y el debate popular para arribar a las soluciones que beneficien a las mayorías y hagan de la LIBERTAD u derecho para todos y todas.

Sobra la base del dogma "Donde hay una necesidad, hay un derecho", Eva Perón marcó el camino.

Compartimos:

miércoles, 11 de abril de 2012

REPRESIÓN POLICIAL

Los dueños de la libertad 

     Muy cierto es que frente a una protesta o corte en la vía pública existe un sector de la sociedad que, de una u otra manera, se ve perjudicado. Visto desde este punto de vista surge una inevitable pregunta para ese sector social ¿el perjuicio percibido o el cercenamiento del derecho de tránsito justifica el daño físico o incluso la muerte de otra u otras personas? En la respuesta a esta pregunta está el punto de partida para el análisis del mecanismo de solución del conflicto. 


Plaza de Mayo-Junio de 1955
    Durante los últimos cincuenta años, por lo menos, en nuestro país, la respuesta a esta pregunta desde los sectores gobernantes – de facto o democráticos – ha sido, en la mayoría de los casos “si”. Desde aquel obscuro y triste 16 de junio de 1955 la represión por parte de las fuerzas de seguridad, siembre subordinadas al poder político de turno, se ha cobrado innumerables víctimas en distintas circunstancias, contextos y geografías, pero el resultado cualitativo de la ecuación fue siempre el mismo: muertos.

        Resulta una gran “zoncera” creer que la represión puede ser una herramienta que solucione un conflicto, puede que finalice su expresión pública, pero de ninguna manera lo soluciona. Muy por el contrario la violencia aplicada desde el estado a través de sus fuerzas de seguridad, públicas o militares no hace más que imponer por la fuerza misma una de las dos visiones del conflicto, dejando a una de las partes completamente vulnerada, indefensa y con un nuevo reclamo por hacer.

        Lo cierto es que durante todos estos años la represión en los conflictos sociales no tuvo la intención de solucionarlos, ni siquiera de quitarlos de la escena pública. La real intención de la represión de la protesta social es la de esconder los efectos de la aplicación de políticas públicas o la falta de otras, en beneficio de sectores dominantes de la sociedad y en detrimento de las mayorías. Como decía nuestra querida Mafalda, “el abollador de ideas” y si bien las ideas no se matan, los envases que las transportan, difunden y llevan a cabo, si mueren.

        Todo este accionar está basado en un fundamento histórico-político que los especialistas llaman “pensamiento liberal”. Este pensamiento defiende a ultranza las libertades individuales y la propiedad privada, pero sólo de los sectores sociales que califican para disfrutar de esa libertad. En esa calificación no está incluido todo el pueblo, es la situación económica en general, la que determina qué peldaño de esa escalera de libertades se puede alcanzar. Entonces, cuando alguien quiere ascender hacia un escalón al que no le “corresponde” es el “estado liberal” el que debe bajarlo con violencia. Este es el sentido que tienen las fuerzas de seguridad en este sistema, razón por la cual los pueblos siempre se enfrentaron con los uniformados, aunque compartan su origen social. 


Intentar responder que “no” a la pregunta en cuestión no resulta, paradójicamente, nada fácil. No se trata simplemente de no reprimir la protesta social, sino de escuchar los reclamos y aplicar como un dogma la sentencia de Eva Perón: “dónde hay una necesidad, hay un derecho”. Pero esto implica, a su vez, dejar de observar sólo los privilegios de un sector y estar atentos a la libertad de todos y todas y allí es donde empiezan los conflictos.

        No comulgar con ese “pensamiento liberal” ni con sus descendientes, los “neoliberales” significa creer que la libertad es de todos y todas, sin ninguna distinción. Ante un enfrentamiento de intereses se debe buscar, a través del diálogo, el análisis, el pensamiento,  una situación que permita a todos los sectores gozar de los derechos que otorga la libertad, teniendo en cuenta que, cuando las partes no están en igualdad de condiciones, debe tener prioridad el más débil o el que sufre una situación más complicada. Claro, pero este camino recorta privilegios y lo que es peor no es “rentable”.

        La clara y contundente respuesta es “ninguna situación justifica el accionar violento que provoca daños a las personas e incluso la muerte.”

        Cuando alguien argumente su libertad de tránsito o la pérdida del presentismo por la demora en un corte, para justificar la acción violenta, debemos entender que está diciendo “estoy dispuesto a matar” o, lo que es peor, mandar a matar, para no llegar tarde o para recibir unos mangos más. De los sectores de poder y las empresas no hace falta hacer ninguna aclaración porque ya sabemos que han financiado siempre el crimen en la Argentina para defender sus privilegios, sobran los ejemplos: Papel Prensa, Ledesma, Ford, Loma Negra, etc..

       Luego de este trayecto recorrido, cabe preguntar ¿vos estás dispuesto a matar o mandar a matar por algo?

        Defender la libertad es defender la libertad de todos y todas. La libertad no tiene dueños.


          Información para decidir, conocimiento para ser libres.


                                                                             Kike Dordal

MALDITA METROPOLITANA

     Ayer, desde tempranas horas, la Policía Metropolitana se dedicó a reprimir violentamente, con gases lacrimógenos, palos y balas de goma, a un grupo de vecinos y vecinas de la Villa 31 de Retiro, en su mayoría mujeres y menores, que intentaban cortar la Av. Ramon Castillo y la Autopista Illía en el acceso a esta Capital, en reclamo de subsidios para paliar el grave déficit habitacional que sufre la Ciudad de Buenos Aires por la falta de Políticas públicas en este sentido.

     En el análisis de este episodio surgen varias curiosidades:

     1) Hace pocos días el propio Mauricio Macri aseguraba no tener efectivos para hacerse cargo de la seguridad en los subtes, tal cual lo había afirmado también un tiempo atrás respecto de la seguridad en hospitales y escuelas. Sin embargo sí cuenta con efectivos suficientes como para crear tres cuerpos especiales, el D.O.E. - DIRECCIÓN DE OPERACIONES ESPECIALES - el B.I.R. - BRIGADA DE INTERVENCIÓN RÁPIDA Y EL D.I.C. - DIRECCIÓN DE INTERVENCIONES COMPLEJAS, mas allá de sus pomposos nombres, todos suenan a grupos de tareas y casualmente dos de ellos participaron de la represión de ayer.

     2) De auqella lejana promesa de campaña de urbanización de las villas hoy sólo existen escasos subsidios que los entrega a cuentagotas y como migajas con sentido de limosna despectiva, haciendo caso omiso a lo dispuesto en el artículo 31 de la Constitución de la Ciudad.

      3) Esta propia gestión impulsó, sancionó y reglamentó la ley N° 2894 en 2008/9 que regula la Seguridad Urbana y la creación de la policiía Metropolitana que en uno de sus artículos dice "· evitar la represión indiscriminada, que pone en peligro la vida y salud de los habitantes de la ciudad."

     Desde este punto de vista, analizamos el accionar de esta nueva "Maldita Policía" en la columna de todos los miércoles en AM 650 Radio Belgrano, para el programa "Hacia la Argentina profunda", de lunes a viernes de 8 a 10.

Compartimos.