“Reproduzca esta información, hágala circular por los medios a su alcance: a mano, a máquina, a mimeógrafo, oralmente. Mande copia a sus amigos; nueve de cada diez las estarán esperando. Millones quieren ser informados. El Terror se basa en la incomunicación. Rompa el aislamiento. Vuelva a sentir la satisfacción moral de un acto de libertad”. (Rodolfo Walsh)

miércoles, 28 de septiembre de 2011

Todo sobre el paro docente

Otra vez paro Docente
Por Kike Dordal

Los principales gremios docentes de la Ciudad de Buenos Aires anunciaron un paro para el Martes 4 de octubre. Como no se trata de una disputa por salarios, no resulta fácil para los ciudadanos no vinculados a la docencia comprender el conflicto. Una nueva comunicación implica ofrecer a la ciudadanía las  herramientas necesarias y suficientes para comprender las situaciones y formarse la opinión adecuada a los propios intereses. El conocimiento nos hace libres.

La medida y su causa

Eduardo López
En la palabra de Eduardo López, titular de la Unión de Trabajadores de la Educación de la Ciudad de Buenos Aires – U.T.E. – se conoció la decisión de este y otros gremios de convocar a un cese de actividades para el jueves 6 de octubre de 2011. La medida está sustentada en el atraso, por parte del ejecutivo porteño, en la presentación de los padrones docentes en tiempo y forma para permitir una correcta convocatoria a elecciones de Juntas de Clasificación Docente para los primeros días del mes de noviembre.
Desde que existen las Juntas las elecciones de sus integrantes se han realizado cada dos años, indefectiblemente, salvo durante los períodos de interrupción de nuestros derechos constitucionales bajo regímenes de dictaduras cívico militares.
Los gremios de la Ciudad acusan al gobierno capitalino de esconder detrás de este atraso la intención de eliminar las Juntas de Clasificación y así cambiar el sistema de nombramientos e ingreso de los docentes de todas las instituciones educativas pertenecientes a la Ciudad de Buenos Aires.

El sistema actual

         Existen en la actualidad 13 Juntas de clasificación docentes, divididas por área por ejemplo, Inicial, Especial Primaria, Media Técnica, etc. Y una Junta de Disciplina. Cada junta está integrada por nueve miembros, tres nombrados por el Ministerio de Educación y 6 electos por los docentes cada dos años. Los mandatos duran 4 años y se renuevan alternándose de a tres miembros por año. En las elecciones votan obligatoriamente todos los docentes en el o los áreas que se desempeñan cada uno. Las listas de postulantes son conformadas por los gremios docentes y sus integrantes, en el caso de ser electos entran en Comisión de Servicios por los 4 años que dura el mandato. Esta información puede ser consultada y en el siguiente link http://www.buenosaires.gov.ar/areas/educacion/infoadmin/juntasdirecciones.php. Toda esta conformación se encuentra normada por el Estatuto del docente de la Ciudad de Buenos Aires,  para mayor información adjuntamos texto http://estatico.buenosaires.gov.ar/areas/educacion/infoadmin/estatuto.pdf.

El procedimiento:

         Los docentes, profesionales o individuos con deseos de ingresar a la docencia, o aquellos que habiendo ingresado desean incrementar su carga horaria o  acceder a mejores cargos o cargos de ascenso, deben inscribirse en forma anual en la Junta de Clasificación Docente del área o áreas que desea ejercer, presentando una carpeta y un formulario y adjuntando los certificados y comprobantes requeridos para acreditar títulos, capacitaciones, cursos, etc. Por lo general dicha inscripción se realiza durante el mes de abril de cada año. Una vez finalizada la inscripción los establecimientos remiten a cada Junta las carpetas recibidas conteniendo toda la documentación presentada por cada postulante a cargos docentes. La información de cada carpeta es analizada por los nueve integrantes de la Junta que corresponda y le otorgan un puntaje según la información declarada y certificada en la inscripción. El puntaje establecido para  cada título está determinado por un departamento del Ministerio de Educación denominado Comisión de Títulos y es donde deben hacerse los reclamos y consultas con la valoración de cada certificado. Con toda esta información, la Junta emite listados de puntajes docentes para cada área y escuela y los mismos son publicados en cada institución educativa.
         Todo este procedimiento antecede al denominado “Acto público” que es el último paso en el acceso a un cargo en la docencia. Cuando se produce una vacante a cubrir, sea la razón que fuere, el establecimiento informa de la misma y se convoca pública y fehacientemente al mencionado acto en fecha y hora determinada. Al mismo asisten los docentes interesados y accede al cargo aquel docente presente con mejor puntaje.

Ventajas y desventajas

         Ya no caben dudas que cuanto más democrático y participativo sea un sistema, mayores garantías en la igualdad de oportunidades ofrece.
Existen desde hace años innumerables críticas al sistema, aunque formalmente no ha aparecido hasta ahora una alternativa superadora que lo reemplace. Uno de los principales cuestionamientos está vinculado al tema de las Comisiones de servicio a la que acceden los docentes electos para ejercer su función en la junta. Es cierto que existen personas que determinan sus actos y decisiones sólo en función de sus beneficios personales en detrimento de la responsabilidad que requiere la misma, la actividad docente no escapa a esta problemática. Esta situación provoca abusos y estrategias que atentan contra la igualdad de oportunidades y beneficia injustamente a  algunas personas, pero no se trata de un problema del sistema, sino de escrúpulos y moral, cuestión muy difícil de normar. También es cierto que, para algunos funcionarios y dirigentes políticos que consideran a la educación como parte de un “gasto público”,  la figura de la “Comisión de servicio” que pone  a un docente en otra función que no es frente a a curso, - siempre vinculada a su actividad original -  y genera la necesidad de reemplazar al mismo en su función primaria con la consecuente obligación por parte del estado de crear, temporalmente, una nueva fuente de trabajo, pero para otros se trata, simplemente, de doble gasto. Esta última situación sumada a la electoralmente atractiva posibilidad de intervenir centralizadamente en la evaluación y nombramientos de docente, justifican con creces las sospechas de algunos dirigentes gremiales.

Consideraciones finales

         Quedaría por considerar y reflexionar si la medida del paro, con todas las consecuencias que provoca y los efectos, manipulados o no, que genera en la opinión pública, es la medida adecuada para la coyuntura.
         La incuestionable legitimidad y absoluto derecho de la huelga como medida de protesta no impide analizar algunas cuestiones de esa coyuntura.
         Primero, en el marco de la lucha por una comunicación democrática y popular, es de rigor decir que no existe información suficiente y adecuada, en temas educativos,  como para que la opinión pública se forme con la menor manipulación posible. Esta situación permite minimizar las verdaderas razones de la medida de fuerza y utilizar a la ciudadanía para afirmar o reafirmar sentencias, juicios de valor o literalmente “zonceras” basadas en la falta de saber.
         Es segundo lugar, sería interesante, plantearse la inclusión de la comunidad educativa, estableciendo debates y charlas en las aulas, brindando información e instalando las discusión democrática de todas y cada una de las problemáticas educativas por las que atraviesa la Ciudad de Buenos Aires.
         De nada sirve acusar al ejecutivo de la ciudad de pretender “chilenizar” la educación en la Capital si la inmensa mayoría de la población desconoce en profundidad el sistema educativo chileno, sólo se maneja por sensaciones, cercanas o alejadas de la realidad, pero seguro no basadas en el conocimiento. Las personas no son malas o buenas porque lo digamos nosotros que somos “buenos”. Brindemos las herramientas, como periodistas, como docentes, y dejemos que cada uno forme su propia opinión.  De eso y sólo eso se trata la libertad.

Kike Dordal
Periodista-Docente

sábado, 24 de septiembre de 2011

Comunicación Popular, la batalla

     Todos los sábados alrededor de la 10 de la mañana compartimos una columna con los compañeros de la FM comunitaria de Uruguay tratando de fortalecer los vínculos entre países hermanos y crear bases sólidas en la construcción de la añorada "Patria Grande Latinoamericana".
      Hoy reflexionamos sobre nuestro trabajo, la Comunicación popular, comunitaria o como se la quiera llamar, el título que quieran, pero nunca encasillarla, ni hacerla necesariamente pequeña. Esta es un larga discusión, pero no la de hoy.
      La gran y desmesurada concentración económica es ya un problema en todo el mundo, y la comunicación de masas no escapa a este principio. En América Latina y particularmente en Argentina, desde hace unos años se le está dando fuerte batalla a esta concentración que, en términos comunicacionales, no sólo concentra dinero, sino se apropia de la palabra. La lucha es entonces por democratizar esa palabra, y el terreno donde debemos dar esa lucha es el motivo de la charla de hoy.
     Con Eduardo Briganti, principal referente de FM Del Carmen de Montevideo, productor y conductor de "El Mirador" todos los sábados de 9 a 11 en la FM 105.3 o en www.fmdelcarmen.com conversamos sobre este campo de batalla por conseguir una comunicación popular y al servicio de un pueblo, para que viva cada vez mejor, con menos desigualdades y sin injusticias.

Compartimos la columna completa. 

viernes, 23 de septiembre de 2011

La Biblia y el calefón

Enrique Santos Discépolo
Cuando el querido Discepolín, allá por el ´34 escribía “Cambalache” llevaba treinta años viendo nacer su eterna metáfora, lo que nunca supo es que, casi 80 años después de concebida, la figura de ver “…llorar la Biblia junto a un calefón” tomaría real significado, sellando así en el Siglo XXI, un “verdadero cambalache”. Dos temas asoman en la cúspide de esta construcción, ambos vinculados a los Derechos Humanos, la causa de “Felipe y Marcela” y el caso “Shoklender II”.

“Felipe y Marcela”

         Hasta hace muy poco tiempo y desde hace sí mucho tiempo, las tapas de algunos diarios y casi todas las pantallas, posibles de ver con facilidad de nuestro país, que la sociedad hoy ya reconoce como “monopólicas” y fieles representantes de la concentración mediática, han mostrado y descripto la “persecución” ejercida por el ejecutivo nacional con el apoyo de la Asociación Abuelas de Plaza de Mayo contra la Directora del diario Clarín, Ernestina Herrera de Noble, secundada por la oposición política disgregada. La construcción del discurso periodístico de este “conflicto” trató de poner a dos mujeres añosas enfrentadas en una lucha en defensa de  “distintos” ideales, una de ellas aliada con el gobierno de turno, la otra con los adversarios políticos de la coyuntura. Para cualquier distraído esta confrontación se presenta pura y con dos protagonistas, casi en igualdad de condiciones. Esto no es más que un rincón del gran cambalache, resignificado en el Siglo XXI. La aparente y silenciada disputa por los “hijos adoptivos de Ernestina Herrera” no se da, bajo ningún concepto en igualdad de condiciones. 

Estela de Carlotto
       Estela Barnes de Carlotto ha hecho de la recuperación de nietos apropiados su única causa de vida. Vive en el mismo lugar y no ha modificado su vida salvo en función de la causa que abrazó. 

Ernestina de Noble
        Ernestina Herrera de Noble se casó con el dueño y creador, en los finales de la segunda Gran Guerra, del “Gran Diario Argentino”. Antes del final de la década del 60 enviudó y comenzó, de la mano del joven Héctor Magnetto, la carrera por crear el gran grupo mediático que hoy defienden. En su camino se sentaron en la mesa de “negociaciones” de la Dictadura Militar para quedarse con el mayoritario paquete accionario de la empresa Papel Prensa S.A., propiedad que les permitió controlar con absoluto poder, junto a La Nación, el crecimiento del mercado de la prensa escrita y así convertirse, artificialmente, el  “diario más vendido de la Argentina”. Contemporáneo a estos hechos se produce la irregular adopción de Felipe y Marcela. Poco tiempo después se sentaron en la mesa de “negociaciones” del tristemente célebre líder de la segunda “década infame”, el emperador de la corrupción, Carlos Saúl Menem, para, a cambio de algunos favorcitos seguramente, éste introdujera una modificación al decreto 22.285 de Jorge Rafael Videla que reguló hasta el 2009 los medio de comunicación. Esta sutil modificación permitió que las empresas dueñas de medios gráficos pudieran acceder a licencias de contenidos audiovisuales y amplió también, de 4 a 24, la cantidad de licencias que podían poseer. El resto de “negociaciones” las realizaron con quienes se le interponían en el camino, construyendo un poder que “todo lo controla”, con 257 licencias en todo el país – más de 10 veces lo permitido por Menem -  y así devino el poderoso “Grupo Clarín” que ostentó el control del país durante más de 30 años, esto es Ernestina. Pero no pudo contra el dolor, de unas Madres, de unas Abuelas que, lo más importante lo habían perdido y nada las detuvo. Esto es Estela. La Biblia llora junto al calefón.

Shoklender II

Sergio Shoklender y Hebe de Bonafini
         Corrían los primeros días de junio y nacía el escándalo. Pero como nos tienen mal acostumbrados, los mismos actores del caso anterior le dieron la palabra al acusado, que, claro, maneja intereses similares y escrúpulos tan diminutos como inmensamente parecidos. La acusadora y víctima de la presunta estafa no tuvo lugar en los grandes medios ni en el congreso opositor, se la escuchó por esos días a Hebe de Bonafini, angustiada y dolida, haciendo sonar casi como sentencias frases tales como “Yo no puedo negar que no hizo nada, es un tipo inteligente. Yo creí en él porque puso toda su vida a disposición de las Madres. Pero nos equivocamos, pensamos que él lo podía hacer. Fabricó una gran mentira”, agregaba "era un tipo que trabajaba 30 horas sobre 24, le pagaba a la gente y las construcciones se hacían" y lo acusaba, casi con ingenuidad, si, ingenuidad, de querer "convertir a la fundación en una empresa". Pero el principal grupo mediático no puso interés en la acusadora, ni el acusado tampoco. El hermano parricida y famoso golpeó las puertas de la calle Tacuarí y se dispuso a entregar aquella inteligencia de la que Hebe daba cuenta. Se alió al peor enemigo que la octogenaria luchadora había sabido enfrentar y construirse, ambos sabían de los beneficios mutuos que esa macabra alianza podía y aún creen, les puede aportar. El gran grupo mediático Argentino ve en el caso una brillante posibilidad de barrerle los tobillos a Cristina Fernández de Kirchner, pegando en uno de los más incuestionables flancos de esta gestión, los Derechos Humanos, otra vez. La metáfora discepoliana vuelve a presentarse en su máxima expresión. El monstruo empresarial vuelve a poner frente a frente, como si hubiese posibilidad de igualdad de condiciones, a Sergio Shoklender y sus adláteres por un lado,  y en el otro rincón, a Hebe, sí a Hebe María "Kika" Pastor de Bonafini, casualmente también oriunda de las cercanías de la capital de la Provincia de Buenos Aires, luchadora incansable en defensa de las banderas enarboladas por sus hijos, sostenidas y en muchas ocasiones, izadas con orgullo como tareas concretas, defendiendo derechos como el de la vivienda, el trabajo, la comunicación, la educación, no limitando a los Derechos Humanos a la defensa de la vida, a los juicios o solicitudes de castigo, sino en su amplia dimensión. Hizo lo que ninguno de sus acusadores y pocos, tal vez, de sus seguidores se hubieran animado a hacer. Depositó confianza en las personas que nadie sobre la tierra lo hubiese hecho, a no ser para obtener una ventaja. Les dio la oportunidad de redimir aquello que los perseguirá hasta sus últimos días, eso hizo Hebe, pero claro, por incapacidad, muy pocos puede comprenderlo y mucho menos defenderlo. Apostó al imposible de todos, y esta vez perdió, pero mucho más perdieron todos, porque no lo notan. Muchos en su interior se creen más inteligente porque, en el lugar de ella, no hubiesen apostado a tanto riesgo. Difícil, en este mundo facilista, rápido y furioso comprender tal actitud. De tal incomprensión social se valen el grupo monopólico y los políticos estancos. Discépolo lo escribió y no lo entendimos, no era un tango, era una profecía.

A puro cambalache…

         Vendrán, seguramente muchas vidrieras más del cambalache. Los oponentes políticos no aprovechan el poder mediático para construir poder. Es el grupo mediático el que utiliza a los opositores políticos, no para reforzar su poder, sino para debilitar a quien se le pueda enfrentar. La lucha popular ya lo desenmascaró. El camino es más llano que antes. El viejo truco de violar los Derechos Humanos, la libertad de expresión, las garantías constitucionales y cualquier ley a la hora de beneficiarse y con gran impunidad ampararse en esos mismos derechos o leyes para defender lo impropiamente obtenido, es una careta que felizmente, cayó.

         La Nación y el pueblo Argentino han recuperado derechos y lugares a un alto precio y no es mérito de un gobierno, es mérito de un pueblo que defiende con herramientas válidas y democráticas lo que le pertenece. Entre esas herramientas está una gestión que no hace, ni más ni menos, que cumplir con eficiencia el mandato popular.  Nada de eso va a ser resignado, por el contrario, hay mucho más por hacer. Este pueblo aprendió, de la mano de todas la Madres, busquen los que busquen y hagan lo que hagan, que “lo imposible sólo tarda un poco más”.

Sólo el pueblo salvará al pueblo.

Kike Dordal
        

sábado, 17 de septiembre de 2011

Y Julio ¿dónde está?

5 años de impunidad: Acá falta López.


Un día antes de la lectura de los alegatos del juicio que condenaría al ex comisario general Miguel Osvaldo Etechecolatz a reclusión perpetua por crímenes de lesa humanidad, desaparecía Jorge Julio López, 77 años, sobreviviente y querellante en la causa.

Las razones que explican la impunidad y el fracaso de la investigación judicial: pasaron tres meses para que la justicia reconociera que se trataba de un secuestro y un año y medio para apartar a la Policía Bonaerense de la búsqueda cuando las principales líneas de investigación involucraban a miembros de la propia fuerza.

Aquí escucharán las voces de Jorge Julio López, testigo esencial del juicio y querellante, Guadalupe Godoy, abogada de la causa y Alejandro Mosquera, Secretario Ejecutivo de la Comisión por la Memoria de la Provincia de Buenos Aires. Transcurridos 5 años de la segunda desaparición de Julio López, la causa está estancada y la desaparición de López continúa impune.
A cinco años de aquel 18 de septiembre de 2006 éste es nuestro homenaje. Compartimos el audio:


MICROS DE LA COMISIÓN PROVINCIAL POR LA MEMORIA




viernes, 16 de septiembre de 2011

De qué lado estás...

Gobernar o administrar



Cuando Cristina Fernández de Kirchner aún era senadora nacional, en una entrevista televisiva expresó, a modo de premonición “Gobernar no es lo mismo que administrar y yo quiero Gobernar, no sólo administrar”. Varios años después y con largos días de gestión, va quedando claro la diferencia entre ambos conceptos.


         Si tomáramos como ejemplo de comparación la administración del consorcio de un edificio y pretendiéramos demostrar la similitud con la gobernación de un distrito, ciudad o nación, encontraríamos muchos puntos en común. Un administrador de consorcio es una persona o empresa electa por la mayoría de los habitantes y/o propietarios de un edificio para hacer uso eficiente de los valores recaudados en concepto de “expensas” y aplicarlos al mantenimiento y mejoramiento de los espacios comunes del edificio en cuestión. Toda esta tarea bajo un estricto control y supervisión de los electores a fin de evitar abusos o malversaciones de fondos. En la medida que el administrador trabaje con transparencia y honestidad y los mecanismos de control organizados por el consorcio funcionen debidamente, la administración tendrá los resultados esperados.


         Gobernar incluye todas las situaciones mencionadas para la administración, pero si una gobernación se limita sólo  a hacer eficiente el gasto de mantenimiento de los elementos y espacios públicos, no se trata de una gobernación sino, sólo una mera administración, que puede ser buena o mala, honesta o corrupta, pero no es más que una administración y carece de todo sentido humano.


         Para abarcar en toda su amplitud el sentido y significado, no sólo de la palabra “gobernar” sino de la acción misma, se deben tener un cuenta otros factores que no hacen únicamente al manejo de fondos públicos, pero que sí necesita de ellos.


         Los cambios de Edades en la historia, si bien se los trata de marcar por algunos hechos concretos, son básicamente un cambio de mentalidad de la sociedad producto de uno o varios acontecimientos importantes. Por ejemplo el paso de la Edad Media a la Edad Moderna es el producto del cambio de mentalidad del habitante de la antigua Europa arrasada por la “peste”, aquel castigo divino propagado por la rata que descendió de la península Escandinava e instaló la muerte en la oscura y poco terrenal Europa. Dos de cada tres europeos murió, pero eso no fue lo único grave, sino cómo morían, en la calle, en las casas, con hemorragias múltiples y sembrando el terror en todos los territorios. El hombre de esta época, religioso, espiritual, desapegado de lo material, convencido que la tierra era sólo un tránsito hacia lo verdadero, comenzó a descender la vista hacia sus pares, a darle más valor a su paso por la tierra al ver lo doloroso y cruel que podía ser el pasaje. Esto cambió la historia, y la humanidad dejó de ser lo que era. Sus gobernantes cambiaron con ella.


         Desde finales de los años 80, ante la debilidad de los ejércitos para ejercer el dominio de los pueblos, el imperio desarrolla, en América Latina, otra herramienta de dominación: Los Medios Masivos de Comunicación. Sobredimensionados en corporaciones económicas, estos medios ejercieron sobre los pueblos un efecto similar al de la rata escandinava en la vieja Europa, cambiaron la mentalidad de la población. El temor, la inseguridad, las profecías, el riesgo de caer en la pobreza, de no tener una buena cobertura de salud, o educación, sumieron a los pueblos en el más estricto individualismo, en donde casi todas las acciones están destinadas a acumular dinero, a salvarse de caer en la indigencia y marginalidad, como única salvación contra los males que la acechan. Ese individualismo despertó y despierta las más grandes miserias del ser humano, llegando hasta paradojicamente las sociedades a elegir y apoyar a sus propios verdugos.


         Queda bien claro que el sistema de gobierno y los gobernantes que eligen los pueblos estuvieron y están en plena sintonía con la realidad y la historia de esa sociedad. Y, por supuesto, solo la administración de fondos no resuelve las adversidades ni protege a los más vulnerables.


         En conclusión, para poder definir una gestión como gobierno y no como mera administración, se le debe exigir a ésta acciones que garanticen la protección de todos los ciudadanos ante las miserias inevitables de algunos seres humanos y deben también invertir gran parte de los fondos públicos que administran en estas garantías.


         En cada era de la historia el hombre ha desarrollado miserias. La lista es larga. Creer en los privilegios de unos pocos, someter a otros, extorsionar, invadir, torturar, matar, engañar, aprovechar debilidades en beneficio propio, mentir, robar, discriminar, abusar, desparecer, calumniar, marginar, abandonar son sólo algunas de las miserias humanas que, la única forma de controlarlas es Gobernando, poniendo todos los recursos tanto materiales como humanos de una sociedad para garantizarle a todos la seguridad y la dignidad de vivir en libertad. No más golpes de Estado, no más secuestros, no más desapariciones, no más corruptos, no más desigualdades, no más chicos con hambre, ni adultos ni viejos, ni nadie. El estado de igualdad de derechos y oportunidades es el estado ideal. Hacia él debemos transitar.


         Hoy muchos quieren “administrar” pero muy pocos son capaces de “gobernar”.


         A lo largo de toda la historia de la humanidad, gobernar fue mucho más que administrar. Gobernar es proteger.


         Sólo el pueblo salvará al pueblo.

                                                                   
                                                                                      Kike Dordal

La noche de los lápices...

                                       
Los Lápices siguen escribiendo.


Entre el 16 y 17 de septiembre de 1976 un grupo de estudiantes secundarios de La Plata fueron secuestrados. Pertenecían a la Unión Estudiantes Secundarios. Tenían entre 14 y 17 años. El operativo fue realizado por el Batallón 601 del Servicio de Inteligencia del Ejército y la Policía de la Provincia de Buenos Aires, dirigida en ese entonces por el general Ramón Camps.

Este hecho recordado como "La noche de los lápices" hoy se instituye en el calendario escolar como el Día de la Reafirmación de los Derechos de los Estudiantes Secundarios. Las voces de Emilce Moler, ex detenida desaparecida, sobreviviente de La noche de los lápices y actual miembro de la Comisión por la Memoria de Buenos Aires y Sandra Raggio, historiadora, directora del Área de Investigación y enseñanza de la Comisión dan cuenta de un hecho histórico y su conmemoración en el presente.

Compartimos el audio:



MICROS DE LA COMISIÓN PROVINCIAL POR LA MEMORIA


sábado, 10 de septiembre de 2011

Pedagogía colonialista latinoamericana

   Todos los sábados alrededor de la 10 de la mañana compartimos una columna con los compañeros de la FM comunitaria de Uruguay tratando de fortalecer los vínculos entre países hermanos y crear bases sólidas en la construcción de la añorada "Patria Grande Latinoamericana".
    Hoy desarrollamos las tres efemérides de mañana, 11 de septiembre, en sintonía con el artículo que precede a esta entrada, pero en su versión radial. 
      "La Barbarie de la Civilización"  versión radial. 

viernes, 9 de septiembre de 2011

TRES 11-S TRES

La barbarie de la civilización


Un 11 de septiembre de 1888, en Asunción del Paraguay moría Domingo Faustino Sarmiento, importantísimo e indiscutible hombre de la política Argentina.

         Un 11 de septiembre de 1973, en Santiago de Chile, entregaba su vida Salvador Allende “El Chicho”, vanguardia de la hoy naciente “Patria Grande Latinoamericana”.

         Un 11 de septiembre de 2001, en la Ciudad de Nueva York, Manhattan, era destruido el World Trade Center, símbolo y emblema del modelo vencedor.

         Tres momentos de la historia, geográfica y temporalmente muy separados, sin embargo políticamente tan emparentados.




Domingo Faustino Sarmiento
         El para algunos escritor, estadista, militar, ex presidente de la naciente nación, Domingo Faustino Sarmiento, es ni más ni menos que el responsable ideológico, creador y autor del manifiesto y base cultural del pensamiento que guiaría a la República Argentina en su alumbramiento al mundo de las Naciones “independientes”. La letra de la inmortalizada por Don Arturo Jauretche “Madre de todas las zonceras”, “Civilización y barbarie” en la descripción exacta del punto de partida para el pensamiento político y social en nuestro país, pensamiento que, aún hoy, está fuertemente arraigado en algunos sectores de nuestra sociedad. La dicotomía planteada por el “padre de la educación argentina” será la justificación de casi toda la violencia y los crímenes que sucedieron hasta hace un momento. Diferencia que plantea básicamente el concepto de desigualdad, de probos e ímprobos, privilegiados y marginados, de dueños y esclavos, justificando en este precepto falaz la construcción de un país para pocos, en detrimento de muchos.


Salvador Allende
         Salvador Allende Gossens, médico  y militante socialista Chileno, pensando también en el concepto de “Nación independiente”, fue uno de los pioneros en América Latina, en enfrentarse al pensamiento del privilegio y la desigualdad, por el contrario con la nacionalización de los recursos naturales, entre otras medidas, trató de llevar al país trasandino una cuota de equidad. Los privilegiados, los que defienden la desigualdad y usufructúan de ella, destruyeron su patria, asesinaron a su pueblo y lo acorralaron, salvó la vida de su familia y entregó la de él. Su cuerpo germinó, como el de otros, en la lucha por una América para todos y todas.


World Trade Center
         Pero América no es sólo Latina. En el norte crecía el imperio que, luego de proclamarse vencedor, embistió con furia bélica aquello que no estaba en sus dominios. Salió a buscar recursos naturales, figuradamente, los mismos que Allende había nacionalizado 30 años atrás. No respetó fronteras, ni naciones, ni credos, ni costumbres, ni vidas. Invadió, aplastó, asesinó y lo sigue haciendo. Se convirtió, el “Gran País del Norte”, en una especie de gran ejercito global que vigila tanto los recursos y materias primas, como los mercados para instalar los productos del gran mundo económico, el de los grandes grupos sin fronteras, son la policía del mundo. Si no tienen libre acceso a los recursos y “libre mercado” para sus productos, el “ejército liberador” entra en acción y mata, sencillamente invade y mata. Lo pagaron caro, más de 3500 muertos acusan las cifras oficiales. Nada puede justificar ni por asomo semejante crimen. Pero no acusaron recibo. Todo lo contrario, más sangrientos y asesinos fueron los ataques, Irak, Afganistán, Pakistán y luego África. Están completamente decididos a imponer por la perversa fuerza la desigualdad, los privilegios y echar por tierra los derechos de todos. Es el “Destino Manifiesto”. El puritanismo calvinista de sus orígenes llevó y está llevando a miles de hombres, mujeres y niños a la tumba. Incluso a los de ellos. Pero los mercados no se detienen. Van por más. Vienen por más.


         Si el imperio no aprende las lecciones, si de una vez por todas no entiende el concepto de igualdad de derechos. Estaremos nuevamente frente a una dicotomía, como la del principio. “Civilización o barbarie”, pero invertida.


Sólo el pueblo salvará al pueblo.

Kike Dordal


        

sábado, 3 de septiembre de 2011

Relaciones Rioplatenses

Todos los sábados alrededor de la 10 de la mañana compartimos una columna con los compañeros de la FM comunitaria de Uruguay tratando de fortalecer los vínculos entre países hermanos y crear bases sólidas en la construcción de la añorada "Patria Grande Latinoamericana".
Hoy y a propósito de la inauguración de hace unos días del tren internacional Concordia -  Salto nos referimos precisamente a las relaciones institucionales entre ambos países rioplatenses, en especial en al presente siglo. Compartimos la columna completa. Gracias.